fbpx

1- Evitar que tu perro beba excesiva agua de mar: puede provocar diarreas, vómitos, excesiva sed o micción, acumulación anormal de líquido …y como extremo, daños renales, coma y muerte.

2- Evitar que tu perro coma y trague arena y/o piedras: pueden ocasionar severos problemas como una obstrucción intestinal grave.

3- Los rayos del sol: ellos también necesitan protección solar en las zonas donde tienen poco o nada de pelo, por ejemplo nariz, almohadillas y vientre. ¡Más cuidado aún en perros de pelo de color claro!

4- Anzuelos: a veces los pescadores dejan un atrayente pescado para tu perro en la orilla…pero con un anzuelo enganchado. No sólo puede tragárselo ocasionando un daño importante en su sistema digestivo y que requiere de atención urgente para extraerlo, sino que también se ven muchísimos casos donde se los hincan en sus patitas. Hay que saber extraer correctamente el anzuelo, procurando no rasgar la piel, sacándolo siguiendo la forma del propio anzuelo hasta sacarlo del todo, luego curar la herida si no es muy extensa con un antiséptico.

5- Las olas: aunque los perros sean unos grandes nadadores, es conveniente no perderles de vista cuando están dentro del agua ya que pueden sufrir un tirón muscular o simplemente agotarse, y sufrir un ahogamiento. Cuando haya muchas olas mejor dejar el baño para otro día más tranquilo…

Esperamos que tengáis en cuenta estos consejos y disfrutéis del veranito 🙂

Ante cualquier problema que os surja en la playa, no olvidéis que estamos 24 horas de urgencias en el tfn 666 156 641.

Animal Salud